Fisioterapia

Nos basamos en técnicas de mínima invasión como la punción seca y en técnicas manuales como el masaje terapéutico, estiramientos, ejercicios, vendajes funcionales, vendajes neuromusculares, desbloqueos articulares, manipulaciones vertebrales y control postural para prevenir, curar y mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes.

o   LESIONES DEPORTIVAS

o   LESIONES LABORALES

o   LESIONES DE COLUMNA

o   PRE Y POST COMPETICIÓN

o   PRE Y POST OPERATORIO

o   REEDUCACIÓN DE LA PROPIOCEPTIÓN

 

A continuación detallamos en qué consiste cada trataiento:

o   LESIONES DEPORTIVAS

Sobrecargas musculares, contracturas, calambres, rotura fibrilar o desgarros musculares, fascitis plantar, tendinitis, capsulitis, bursitis subacromial, periostitis tibial, síndrome de la cintilla iliotibial, desgarro de meniscos o ligamentos cruzados, pubalgia, fractura por estrés, esguinces de pie o de rodilla, lesiones de  hombro, condromalacia rotuliana, codo de tenista (epicondilitis) y codo del golfista (epitrocleitis).

 

o   LESIONES LABORALES

Pueden provocar lesiones a nivel musculo-esquelético: las posturas mantenidas durante mucho tiempo, los movimientos repetitivos, el sedentarismo, permanecer durante largo tiempo frente a un ordenador, cargar peso en mala posición y los trabajos físicos.

Dolor de cabeza, estrés, migrañas, vértigos, mareos, tortícolis, dolor de espalda, piernas cansadas, pseudociáticas, lumbagos.

 

o   LESIONES DE COLUMNA

Dolores de cuello (cervicalgias) y espalda (dorsalgias y lumbalgias), hipercifosis, hiperlordosis, escoliosis, bloqueos articulares, fijaciones sacroiliacas.

 

o   PRE Y POST COMPETICIÓN

Sesión de activación o relajación muscular seguida de estiramientos, con el fin de evitar lesiones y mantener el aparato locomotor en condiciones óptimas para obtener mejores resultados o simplemente mejores sensaciones en nuestra práctica habitual u ocasional de deporte o actividad física.

 

o   PRE Y POST OPERATORIO

La fisioterapia preoperatoria permite que el paciente llegue a la operación en las mejores condiciones de movilidad, elasticidad y circulación; se pueden llegar a disminuir hasta en un 29% los cuidados postoperatorios. Tras una cirugía hay una pérdida de la función, pero ésta será menor si el paciente llega en condiciones óptimas al quirófano.

 

o   REEDUCACIÓN DE LA PROPIOCEPTIÓN

La sensibilidad propioceptiva es la que nos informa, a través de los músculos, tendones y articulaciones, de manera subconsciente de la posición de nuestro cuerpo y de la relación biomecánica con su entorno,  siendo imprescindible para mantener la coordinación y el equilibrio. La propiocepción se ve alterada tras sufrir procesos traumáticos, reumáticos o neurológicos. Recuperar la propiocepción es imprescindible para evitar el uso inadecuado de nuestro aparato locomotor,  facilitando una recuperación completa y disminuyendo la frecuencia de recaídas.